lunes, 26 de noviembre de 2007

III. LAS CUATRO ESTRATEGIAS

I. Las cuatro estrategias

III.I. Propuestas y objetivos de planeación

El enfoque que determina el Plan Nacional de Desarrollo es netamente económico. De esta manera, la deuda externa es la protagonista de la preocupación del Estado, por lo tanto, el único camino para solucionarlo, es por medio de la infraestructura de los mercados; el bosquejo económico tiene como fin la equidad social, paradójicamente estableciendo como menor prioridad al sector educativo y social. El objetivo de Las Cuatro estrategias es:

“Impulsar aceleradamente el crecimiento económico pero mejorando los niveles de vida de los más pobres y disminuyendo las grandes diferencias existentes entre estos y los otros grupos de nuestra sociedad, tanto en el consumo como en el ingreso y las oportunidades” (PASTRANA. p: IX)

El Plan está estructurado desde las deficiencias que ha tenido la educación en los últimos años, tales como: deserción estudiantil, analfabetismo y ausencia de recursos en el sector estudiantil, dando finalmente soluciones y estrategias para el desarrollo educativo. Las soluciones propuestas se basan exclusivamente en la parte del desarrollo educativo básico (primaria). Aunque se plantean metas para el desarrollo a nivel técnico. Este Plan tiene grandes vacios en cuanto a las estrategias para lograr un progreso intelectual en la población.

“los planes de desarrollo han sido limitados en sus realizaciones, y la expansión del sistema ha sido lento, porque no ha habido una modificación de la estructura fiscal y presupuestal de las entidades responsables de la financiación de los servicios” (PASTRANA. p: 236)


Pastrana Borrero habla de tres elementos producto de la distorsión del sistema que son: Continuidad vertical, Distorsión horizontal y Distorsión espacial, los cuales se pretenden solucionar por medio de una estrategia de desarrollo que cumpla una función complementaria y multiplicadora para promover la dinámica del sistema y el incremento de los recursos. Dentro de sus metas está la de ampliar la capacitación de profesores y la institucionalización de programas educativos para la extensión de la escolaridad desde los niveles de primaria.

III.II. Impacto en la educación colombiana

Pastrana ya había previsto la necesidad de buscar estrategias para contribuir al incremento del desarrollo en la educación. No obstante, los recursos educativos eran bajos, al igual que los niveles de alfabetización del país, debido a ello, inició programas basándose únicamente en la educación primaria como primera instancia para la cobertura y solución del problema de analfabetismo.

“La sola asignación de inversiones para construcción de aulas y nombramientos de maestros no asegura obtener un mejoramiento significativo de la productividad y calidad del sistema, la productividad marginal de estos recursos tradicionales será baja si no se crean los efectos multiplicadores” (PASTRANA. p: 241)

Se preocupa entonces, por un mejoramiento en el personal asignado para dicho trabajo obteniendo frutos notables. Pues, durante los periodos de los sesenta y setenta, la expansión educativa tuvo un crecimiento en su cobertura, el gobierno centralizo la educación básica primaria para la financiación educativa, obteniendo el 84% en incremento. Sin embargo, la educación secundaria se mantuvo descentralizada, y los gobiernos de los departamentos y municipios financiaron aproximadamente el 64%
[1]
[1] BONET. Jaime. Inequidad espacial en la dotación educativa regional en Colombia. p: 05. Cartagena: Banco de la República, 2005.